Fixies: Redefiniendo el movimiento urbano.

Todo empezó, uno de tantos días de Universidad, vi una bici, a simple vista llamaba la atención, diferente, bonita y por la estructura y como estaba montada, parecía bastante asequible de conseguir, si a ratos libres ibas montándotela. Pues bien, todos los días de camino a la Universidad, veía alguna y me llamaban mucho la atención, me quedaba plasmado mirándolas, incluso un día vi las típicas salidas de grupos de este tipo de bicicleta, parando a tomarse algo en un bar, en su terraza, donde tenían aparcadas sus bicis, y yo sin vergüenza, me decidí a preguntar, para que de algún modo, muchas de mis dudas acerca de este tipo de bicicleta obtuvieran respuesta.

Pues bien ellos, no dudaron en informarme e incluso darme una tarjetita de su sitio y su taller propio donde suministran piezas y te ayudan a montártela, pero era en Mislata, un municipio cercano a Valencia, bastante lejos para mí. Este tipo de bicicletas resultaba ser unas FIXIES o lo que es lo mismo, una bicicleta de piñón fijo. Una vez obtenida estas primeras averiguaciones, me interese por donde podría conseguir piezas y consejos de tiendas especializadas.

Es entonces cuando empecé a indagar por internet, todos los días me metía a buscar información, foros, blogs, tiendas, y empecé a prepararme un presupuesto. A todo esto, contaros que después de ver infinidad de piezas y bicis y de preguntar de preguntar en infinidad de lugares, tenía la clave muy cerca de mí. Mi tío hacía unos 5 ó 6 años me regalo una bici de carretera muy antigua que tenía él en desuso, llena de polvo, con las ruedas en muy mal estado y difícil de ponerla en funcionamiento, sino le daba un cambio radical. ¡Y vaya si se lo di! Después de todo lo que os he contado, me puse manos a la obra. Comencé desmontando la bicicleta antigua, en ratos sueltos y los fines de semana.

Una vez había conseguido desmontar toda la bicicleta, quiero destacar que lo que más me costo, fue el eje del pedalier, junto con los pedales, ya que estaban incrustados a la bici. Estaban muy cogidos a la bicicleta, pero gracias a un amigo que tiene un taller, y a sus herramientas, me ayudó y lo pudimos conseguir al fin, cabe recordar que nos costó muchísimo.

El siguiente paso era, limpiar el cuadro y quitar todo tipo de pegatinas que tenía, para esto solo me hizo falta un trapo, agua y algún tipo de quita grasas (si tenéis aire a presión, será más fácil). A partir de aquí, solo quedaba decidirme de que color la iba a pintar. Pues bien, me decidí por el color negro mate, pedí opiniones a un vecino que es pintor. Éste me dijo que no era necesario lijar la bici para meter la pintura, ya que las bicicletas de antes, las pintaban a horno, utilizando altas temperaturas y que por lo tanto la pintura iba a ser tarea imposible hacerla saltar.

En muchos foros leeréis, que se debe lijar y quitar toda la pintura, como veis para mí no fue necesario y seguí el consejo de mi vecino, y me funciono. Él me consiguió una buena pintura de color negro mate y con su pistola de pintar, pintamos todo lo que era el cuadro y manillar y lo dejamos secar unos días. A todo esto, yo ya iba pidiendo piezas por internet o comprándolas en BiCiutat, tienda ubicada en la Calle Serpis de Valencia y persona que me ayudó y me aconsejo en todo momento, tienda totalmente recomendada.

Pues bien, allí compré las primeras piezas, la cinta para el manillar y la cadena ambas de color naranja, ante todo deciros, que decidí como os he dicho antes, pintar lo que es la base de la bicicleta negra y los detalles, como son el sillín, cadena, y cinta del manillar o straps de color naranja. Una vez que la pintura esté cogida al cuadro, os recomiendo que compréis algún tipo de producto que agarre por completo la pintura y que no salte por cualquier cosa, en mi caso, yo compré un tipo de laca de una tienda de bricolaje y me ha ido muy bien. Así que antes de empezar a montarla, ponerle este tipo de producto. Con este paso realizado, empezaremos a montar cada una de las piezas, pondremos la cinta al manillar, tendremos que encajar el eje del pedalier, y con ello poner la biela.

A partir de aquí habrá que cortar la cadena y ajustarla a las medidas que tenemos establecidas. Una cosa que tenemos que tener en cuenta es que nuestra bicicleta, para convertirla en una fixie, es que en la parte trasera del cuadro, donde se apoya el eje de la rueda tenga el encaje adecuado para poder tensar la cadena de forma adecuada para poder hacer uso.

El siguiente paso sería comprar las ruedas, llantas, cámara y cubiertas, todo esto a gusto de cada uno, la mía fue una llanta de 40mm de perfil, advertiros que esté será el mayor desembolso en nuestra fixie, las llantas es lo más caro, van desde 45€ hasta 150€ ó 200€ por llanta. Una vez todo bien encajado y engrasado, probaremos la bicicleta y ver que tal funciona, si veis que funciona perfectamente, ya podréis empezar a disfrutar de esta forma de pedalear, diferente, radical y heavy.

Con este tipo de bicicletas, debemos de prestar especial atención al principio, porque el concepto de conducción de estas bicicletas es bastante diferente a la normal, hay que cambiar el chip, aquí no hay frenos, no puedes/debes dejar de pedalear. Debemos que tener en cuenta que la acción de freno se hace bloqueando los pedales y con ello tirar con fuerza de rodillas.

Siempre tendremos la opción de ponerle los frenos o al menos uno, el delantero o el trasero. Yo me decidí por instalar el delantero, más que nada por seguridad, porque en algunos momentos puede llegar a ser peligroso. Es una buena medida de seguridad en casos de emergencia.

Por último deciros que es una pasada, es bonita, es una forma diferente de conducir una bici y los paseos se convierten en divertidos y nada monótonos. Algo distinto y una forma de diversión, así lo siento yo y espero que la ilusión de iniciar el montaje de mi fixie se haya quedado reflejada en las líneas que ocupan esta entrada. Espero que os sirva a todos los blogueros y os resulte útil si queréis iniciaros en el mundo fixie. Eso sí, siempre precaución en la carretera y todos los sentidos puestos en ella.

Para la realización de esta entrada hemos contado con la colaboración de un gran amigo y compañero. Un fuerte abrazo C.S.R.

Dándole los últimos retoques

Dándole los últimos retoques

En Port Saplaya

De paseo por la ciudad

De paseo por la ciudad

La base de nuestra nueva fixie

La base de nuestra nueva fixie

Preparando la superficie para darle pintura

Preparando la superficie para darle pintura

IMG-20141118-WA0000 IMG-20141118-WA0002

El cuadro juna vez pintado de negro mate

El cuadro una vez pintado de negro mate

Una vez finalizada

Una vez finalizada

Esperando para dar un paseo.

Esperando para dar un paseo.

Anuncios