Storia d’Italia: Castello Sforzesco

El Castillo Sforzesco está situado en el casco antiguo de la capital lombarda. Está bastante cerca de la catedral del Duomo di Milano, por lo que podemos visitarlo tras haber transitado previamente la catedral más famosa de la ciudad.
Su construcción original data de entre 1358-1368 por iniciativa de una familia llamada Visconti. En ese tiempo, el Castillo Sforzesco era nombrado Castillo de la Porta Giova debido a una puerta cercana. Fue en 1450, después de haber sido destruido y cuando Francesco I Sforza había derrotado a los republicanos, cuando el castillo empezó a ser lo que hoy día conocemos. Esta reconstrucción tuvo una duración aproximada de 50 años. Entre los artistas destacados que participaron en la elaboración de alguno de sus rincones podemos encontrar personajes tan ilustres como el escultor y arquitecto florentino, Filarete (Antonio di Pietro Averlino), que en 1452 realizó la torre que porta su nombre o Leonardo da Vinci, que se encargó de realizar innumerables frescos que decorarían sus habitaciones cuando en 1494, Ludovico Sforza pasó a convertirse en el Lord de Milán. En este periodo es cuando el castillo pasó a ser uno de los lugares más lujosos de este tiempo. Aunque nuevamente la desgracia y lo desafortunado recaerían repetidamente sobre sus cimientos, a consecuencia de que en 1521, su torre más emblemática, la del Filarete explotaría, ya que era utilizada como un lugar donde estaban depositadas armamento explosivo de la época, aunque diversas teorías proclaman que dicha explosión pudo ser producida por el impacto de un rayo. Más tarde, cuando Francisco II Sforza retomó durante un periodo corto el poder en Milán, tuvo la fortaleza restaurada y ampliada y en parte siendo ésta, adaptada como lugar de residencia de su esposa, Cristina de Dinamarca, hija de la infanta de España, Isabel de Austria y del Rey Cristián II de Dinamarca, Noruega y Suecia. En el año 2005 se terminaron las últimas obras de reconstrucción del Castillo.

La Torre Filarete fue restaurada por el arquitecto Luca Beltrami inspirándose en las zonas internas del castillo y tuvo su inauguración en 1904. Esta nueva torre fue dedicada a Umberto I. En sus extremos están construidas dos torres, el Torrione dei Carmini  y el Torrione di Santo Spirito.

Torre Filarete

Torre Filarete

2015-03-31 13.12.15

DSCN0572

DSCN0574

DSCN0573

2015-03-31 13.12.19

Torrione dei Carmini

2015-03-31 13.10.31

2015-03-31 13.10.17

DSCN0579

Torrione di Santo Spirito

Plaza interior

DSCN0577

DSCN0581

DSCN0582

DSCN0583

DSCN0585 DSCN0586 DSCN0584 DSCN0587 DSCN0588 DSCN0589 DSCN0590

DSCN0591 DSCN0592

DSCN0593

DSCN0595

A la izquierda se puede observar con dificultad, la Torre Branca.

DSCN0594

El Parque Sempione es un gran pulmón verde de la ciudad italiana ubicado en las inmediaciones del castillo Sforzesco. En su interior alberga la Arena Civica de Milán, el Palazzo dell’Arte donde está La Triennale di Milano (La Trienal), el Acquario Civico, la Torre Branca y el Arco della Pace (Arco de la Paz). Este lugar es uno de los elegidos por los milaneses para relajarse, realizar un saludable paseo o dar rienda suelta a su amor. También es un lugar ideal para leer, trabajar o consultar internet, debido a que todo el territorio del parque dispone de conexión Wifi gracias al ayuntamiento de la ciudad, eso sí, mediante la utilización de una tarjeta de registro. También es un lugar lleno de fauna local y foránea, entre sus muchos moradores podemos encontrar pequeños reptiles como la lagartija italiana (Podarcis sicula) o infinidad de tortugas de florida que alguien debió de introducir de forma externa en el lago del parque. La masa forestal del parque está constituida con una larga, casi interminable lista de especies de árboles que van desde cipreses, diferentes pinos, nogales, cedros, hayas, álamos, encinas, olmos y castaños que sirven para albergar un gran ecosistema en cuanto a todo tipo de aves, pasando desde las cornejas, urracas, hasta los más insólitos pájaros cantores.

Turtle in a Bottle

DSCN0598

DSCN0597

DSCN0606

DSCN0609

La figura central es cuanto menos, inquietante.

DSCN0608

Arco della Pace
Instintivamente, en una primera vista de esta estructura de estilo neoclásico, nos viene a la mente el Arco del Triunfo de la ciudad de París. Este precioso e imponente monumento fue un pedido expreso que realizó Napoleón Bonaparte en 1806 al arquitecto Luigi Cagnola, para honrar sus victorias, sin embargo, mientras era construido, Napoleón era derrotado en Waterloo. Fue Francisco I de Austria quien encomendó a los arquitectos Francesco Peverelli y Francesco Londonio que lo finalizasen, debido al fallecimiento de Luigi Cagnola, concluyendo estas labores en 1838. Los caballeros que están situados en los extremos de su parte superior son una personificación de los cuatro ríos de la región lombarda, como son el Adige, el Tagliamento, el Tesino y el Po. También es en esta parte de la estructura, en su zona central, donde encontramos la obra en bronce de Abbondio Sangiorgio, llamada Sestina della Pace (Poema de la Paz), y que representa la paz. Esta escultura muestra seis caballos que son conducidos por una mujer.

Arco della Pace

2015-03-31 12.56.10

DSCN0611

Para la realización de esta entrada he utilizado información obtenida a través de internet (guías con información sobre Italia), consulta de libros de historia sobre Italia y los datos recopilados en el lugar. Seguramente actualice la entrada ampliando y contrastando más información.

Anuncios